El tesoro de Arteche

Cuando un poeta se va, se lleva consigo un complejo mundo interior. Se lleva su torno, su caldera, su fragua, su maletín de herramientas y su diario secreto. A pesar de ello, lo que nos deja tiene un alcance infinito, la poesía que nos queda se ramifica en nuestras experiencias, en nuestra memoria y nuestra imaginación, adquiere nueva vida y se proyecta de voz en voz, de lectura en lectura.



Hoy, 22 de julio de 2013, conmemoramos un año de la muerte de nuestro querido poeta y Premio Nacional de Literatura, Miguel Arteche y,  consecuentemente, lo hemos querido recordar con canciones, con un concierto muy especial que este fin de semana realizamos en casa de su familia. Fue ahí, en la intimidad del lugar que fue su hogar por años, donde Don Barbarroja tuvo la oportunidad de compartir con su familia las canciones que está preparando para su nuevo disco, con poesía infantil del mismo Miguel Arteche.


Este concierto pequeñito estuvo lleno de profundas emociones, recuerdos y versos en donde el poeta estuvo con nosotros como padre, abuelo, hermano, marido y amigo. El clan Arteche, un numeroso y variado grupo familiar, con todas sus generaciones, nos recibió con afecto y expectación. Agradecemos profundamente la acogida y la oportunidad que nos han dado de compartir su poesía con nuestras canciones.

Finalmente nos vamos a trabajar en este nuevo disco con la emoción de estar musicalizando los versos de un gran poeta y un gran hombre.


DBR.